El prospecto perfecto

El prospecto perfecto: Técnicas para la entrevista de trabajo

El prospecto perfecto para su empre lo puedes conseguir con estas técnicas para la entrevista. Su empresa puede mejorar su éxito en la contratación utilizando los dispositivos adecuados, entre los que se incluyen estrategias eficaces para hablar con los prospectos, así como conferencias eficientes.

Prepare las preguntas con antelación así podrás encontrar el prospecto perfecto

Prepare una lista de preguntas antes de que se presente el cliente potencial. Esta preparación previa hará que la reunión sea dinámica y garantizará que obtenga toda la información que necesita. Asimismo, le ayudará a evitar preguntas oscuras que pueden ser difíciles de responder para el cliente potencial.

Seleccione a los entrevistadores adecuados que tengan experiencia eligiendo prospectos perfecto

El empleado que se encargará de la nueva contratación suele realizar la entrevista inicial.

Si tiene una tienda pequeña con una sola persona que funciona como gerente, haga que otro miembro del personal hable también con los candidatos.

Hable de antemano sobre los temas que cada reclutador descubrirá.

Esto generará una información mucho más amplia sobre las habilidades y la experiencia del candidato.

Escuchar más que hablar

Cuando comience la entrevista, asegure a los prospectos haciéndoles algunas preguntas básicas, y luego deje que ellos hablen.

Deje la revisión de la empresa así como el trabajo para el final de la conferencia. De lo contrario, los candidatos podrían informarle de lo que pretende escuchar en lugar de hablar abiertamente.

Evite las preguntas de rigor

Preguntas como «¿Dónde te ves dentro de 5 años? \N seguramente obtendrá respuestas bien ensayadas. En su lugar, pida lo imprevisto. Observe cómo piensan los candidatos en el momento: es un gran indicador de cómo gestionarán los retos diarios.

Tres preguntas para hacer:

  1. ¿Cuéntame sobre el momento en que tuviste que descubrir una nueva habilidad?
  2. ¿Explica el trabajo más horrible que hayas tenido?
  3. ¿Cómo inspirarías a alguien que se está absteniendo de trabajar?

Tres preocupaciones a evitar:

  • ¿Dónde te ves dentro de 5 años?
  • ¿Cuáles son tus puntos fuertes y débiles?
  • ¿Por qué piensas dejar el entorno que tienes ahora?

Obtenga detalles prácticos

¿Qué tipo de inquietudes le proporcionan los detalles que necesita?

Hacer preguntas basadas en circunstancias en las que el candidato tenga que reaccionar ante un obstáculo laboral normal puede ofrecerle una sugerencia de cómo responderá el candidato. Preguntas que se centran en resultados medibles, como

¿Qué obstáculos encontró en un trabajo y cómo los venció?

Pueden proporcionarle una sugerencia de los logros relevantes alcanzados por el prospecto.

Siga haciendo preguntas sobre el mismo tema para obtener la información que necesita.

Hable de la marca de su empresa y de la sociedad.

Como miembro de una pequeña empresa, su nombre es un elemento esencial para vender al cliente potencial.

El primer componente de su marca se muestra en las prestaciones funcionales que ofrece, como los planes clínicos, el pago, los planes de trabajo adaptables y también los programas de transporte.

Asimismo, hable con el candidato sobre las oportunidades de desarrollo y de empleo.

El segundo son los beneficios psicológicos de su marca.

Hable de su sociedad empresarial, de lo que motiva a los miembros del personal a trabajar allí, así como de los esfuerzos creados por los empleados, los programas de voluntariado en la comunidad y otras prácticas de la empresa.

El tercer componente, y tal vez el más importante, de su marca es el factor de la reflexión.

En lugar de proporcionar al candidato historias usadas sobre por qué su empresa es un gran lugar para trabajar, contemple la posibilidad de que uno de sus empleados se reúna con el candidato y comparta su experiencia laboral positiva de primera mano.

Disfrute del reloj: El prospecto perfecto será reconocido en poco tiempo

Decida cuánto tiempo va a dedicar a la entrevista y qué parte del tiempo se dedicará a las preguntas y a su resumen del entorno.

No se sienta obligado a dedicar demasiado tiempo a los candidatos inadecuados, pero tenga en cuenta que lo más probable es que cuenten su experiencia a otras personas del entorno.

No deje de recordar la segunda entrevista

Acoge a uno de los candidatos más cualificados para que se reúna de nuevo contigo o con un miembro de tu equipo.

Haga nuevas preguntas y también repita algunas de la conversación inicial para buscar la uniformidad.

¿La segunda reunión ha reforzado la sensación de que el candidato es adecuado para el puesto?

Si no está seguro, no dude en concertar una tercera reunión.